Skip to content

Jack, Jim y Joe

Domingo, 26 septiembre, 2010

Muy buenas a todos. Esta semana se ha hecho muy corta con la cantidad de trabajo que he tenido y aun tengo, así que lo más importante que ha pasado ha sido que la llegada del Otoño. En Canadá hasta las estaciones son cuadriculadas. Es llegar el equinoccio autumnal y comenzar las rojas hojas de arce a deambular por las calles movidas por las corrientes de aire que de repente se tornan en frío y lluvia. Sé que es banal hablar del tiempo, pero cada vez que tengo la oportunidad de hablar con alguno de los que están en la otra punta del mundo, esto es, España, es lo primero que me preguntan. Así que sólo respondo a la demanda. Créanme cuando les digo que ya hablaré del tiempo cuando el clima sea lo único que tenga para hablar.

Como venía diciendo, no ha pasado mucho esta última semana, así es que os contaré cómo va eso de salir por la noche en London (ON). Si bien sólo he salido a dar un «paseo» en un par de ocasiones, creo que ha sido suficiente para analizar la situación. Lo primero a tener en cuenta es que esto es una ciudad universitaria a todos los efectos, por lo que la media de edad de la gente que sale de fiesta no es muy alta. Cuando uno entra en Jack’s o Jim Bob Ray’s rápidamente se siente desubicado ante tanta local joven y borracha bailando de una manera un tanto distinta a lo habitual para los cánones españoles. Describo el modus operandi: llegan al local casi siempre ebrias, piden alguna de esas caras bebidas para chicas, se acercan a la pista de baile, suena alguna canción vomitiva (algo comercial, casi seguro — aunque ya he oído un par de veces a deadmau5), y entonces es cuando se produce la magia. Comienzan a bailar como poseídas a la espera de que algún hombretón se sitúe en la retaguardia meneando las posaderas ridículamente e iniciando el cortejo. Las canadienses son algo más liberales que las españolas (quiero decir, que las españolas residentes en su país natal…) y se sienten completamente en igualdad de condiciones, cosa que no siempre ocurre en España. A veces sólo quieran bailar animosamente un rato (lo que llamaríamos calientabraguetas) y otras, en cambio, estén esperando algo más. Sin compromiso. No obstante, ser espectador de todo el proceso resulta curioso a la vez que absurdo.

Tristemente, un día en el que estaba «dándole cobertura» a mi roommate, me tocó hablar con una chica danesa muy linda pero de unas 500 libras de peso (~ 226.78 kg). Mientras intentaba distraerla hablando de trivialidades cómo «oh, el danés es un idioma muy difícil», «cuánto tiempo llevas aquí» ó, mi preferida, «¿qué estás estudiando? Ah, suena interesante»; de algún modo, mi inglés de las montañas me jugó una mala pasada y, justo después de que un amigo suyo se fuese, a mi pregunta «are you alone?» me contestó «sorry, I’m married». La jodida gorda inmunda Parece que la bigfoot rubia se pensó que la quería seducir sólo por preguntarle si se había quedado sola, sin la más mínima intención por mi parte. La única salida posible fue buscar otro bar con un ambiente, digamos, más maduro.

Es entonces (más bien, otro día) cuando descubrí el Joe Kool’s. Es algo así como un restaurante para viejunos que por las noches se transforma en pub para jóvenes que están apunto de dejar de serlo. El sitio es totalmente canadian-style y dentro se está bien mientras no haya algún haragán interpretando horrible country local. La única vez que tuve el placer de escuchar a un tipo así sentí náuseas.

Van Gaal feliz por visitar London

El primo canadiense de Louis van Gaal feliz por visitar el Joe Kool's.

Sin embargo, pese a que el sitio pueda parecer para la 3ª edad, el ambiente mejora por la noche y es un lugar muy agradable. Tampoco hay que olvidar que los comportamientos femeninos son exactamente los mismos, con todo lo que ello conlleva.

En todo el estado de Ontario está prohibido vender alcohol a partir de las 2:00am, lo que provoca 2 cosas: que todo, absolutamente todo, cierre muy poco más tarde (sólo se demoran el tiempo de echar a los últimos rezagados); y que sea habitual hacer una pre-party (léase, botellón) en casa de alguien antes de salir, esto es, sobre las 6:00pm. Sí, no es que se «relíen», no, es que salen a la hora en que la gente de bien se levanta de la siesta del viernes. Tiene sentido, si sólo pueden estar en la calle hasta las 2:00am mejor será empezar a empinar el codo cuanto antes, y es que tomarse una copa es prohibitivo como no estés en el confort de tu hogar.

Por contra, esta especie de ley semi-seca , junto a la prohibición de fumar en casi todos sitios, tiene otras cosas «buenas», como que la ropa no apesta a mapache viejo al salir de los antros y que te levantas fresco como una rosa después de haber dormido la cantidad correcta de horas.

En fin, estas y otras aventuras son las que se viven en la noche canadiense en London. Y ahora, como lo prometido es deuda, os dejo con el vídeo de nuestra casa. He censurado las partes que generaron controversia en el original y ahora está catalogado para todos los públicos. He aquí la obra.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Domingo, 26 septiembre, 2010 10:04

    ¡Bien por la prohibición de fumar! A veces siento que España está esperando a que me marche antes de implantar una ley así.

    • Domingo, 26 septiembre, 2010 10:07

      No esperes esa ley en España, la proclamarán el día que abandones el país — Ágorer.

      • escalant3 permalink
        Domingo, 26 septiembre, 2010 11:06

        ¿Para qué lavas la ropa si cuando llegues a casa va a apestar a hoguera de gitano? Aaaaaaaagoreeeeeeeeeeeer

  2. Ana permalink
    Lunes, 4 octubre, 2010 11:08

    AJjajajajjaaaaaaaaaa debería haberse lanzado a tus morros tras la pregunta, “La jodida gorda inmunda” ^__^

    • Lunes, 4 octubre, 2010 11:28

      ¡Tú te crees? Ojjjjj.

      • Ana permalink
        Martes, 5 octubre, 2010 08:47

        Seguro que era una gorda boller engreida, al estilo Gossip 🙂

  3. Elena permalink
    Viernes, 15 octubre, 2010 12:54

    jajaja…en el momento de abrir la ventana…se nota que estás en forma, eh! Por el esfuerzo realizado parecía que la ventana pesaba 100kilos! Menos mal que has censurado tus pintas…pq das miedo, con esa bata abierta…das menos morbo q Jesus Gil en el jacuzzi! Por lo demás…muy agradable vuestro hogar! Disfruta de la experiencia y de la casita (q chulo el patio trasero)

    • Viernes, 15 octubre, 2010 01:36

      XDDD Qué ídolo Jesús Gil. Igual hasta me compro un caballo para pedirle consejos 🙂

Trackbacks

  1. Halloween « versae
  2. Sin noticias de Dios « versae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: