Skip to content

Un sorderas «fifty fifty»

Martes, 5 octubre, 2010

Tras la odisea de que me atienda un médico sin empeñar un riñón para pagarlo, consigo dar por fin con una doctora muy agradable, Deb Josephson, pero que me da una terrbile noticia: la membrana timpánica está completamente perforada, el agujero que ha dejado el bastoncillo es enorme y tengo un 50% de probabilidad de no recuperar la audición. Si esto sucede, pueden intervenirme quirúrgicamente para intentar rescatar algo, pero no ha podido garantizarme nada. Su primera expresión tras echar un vistazo fue «holly… wow», eso no me dio muy buena impresión. Veremos a ver cómo evoluciona mi oído de aquí a un mes que tengo la próxima consulta y crucemos los dedos porque todo salga bien. Si no, voy a empezar a vivir en un mundo sin estéreo y donde el THX o el Dolby Surround no sirven para nada. Lo bueno es que si se me estropea uno de los mini-altavoces de los auriculares siempre me queda el otro, aunque reciba por el oído izquierdo lo que debería ir por el derecho.

Puta Canadá de mierda…

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Ana permalink
    Martes, 5 octubre, 2010 09:35

    ¡¡Ánimo amigo!! ({)

Trackbacks

  1. Cirugías, «crusaítos» y distancias « versae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: