Skip to content

21 días sin parar (de engordar)

Viernes, 7 enero, 2011

Entre otras cosas, claro. Quedan pocas horas para levantarme y aun no me he acostado. No puedo negar que tenga sueño pero me es imposible conciliarlo. Estos últimos días han sido una locura, demasiadas cosas por hacer, demasiadas personas por ver, demasiados garitos que pisar y demasiadas comidas por probar. No ha dado tiempo de todo, era evidente. Pasé una nochebuena sensacional a la que sucedieron días de relativa calma, trabajando remotamente como siempre, pero sin faltar a ninguno de los eventos y citas casi obligadas. La mayoría de ellas, cenas. Cenas con comida. Con comida deliciosa. Cenas con un estilo, unos matices y unos sabores que aun no he tenido el gusto de catar en London. No digo que no haya buena cocina en Canadá, sólo que yo aun no la he descubierto.

Bar Las Sirenas (3 perros de puntuación en La Guía del Perroflauta)

Bar Las Sirenas (3 perros de puntuación en La Guía del Perroflauta)

Los días siguientes a Nochebuena pasaron volando; enseguida llegó Nochevieja, los Reyes Magos y el vuelo de vuelta. La última noche del año estuve prácticamente en manga corta hasta casi las 3 de la mañana, con una temperatura exquisita y en un ambiente genial rodeado de casi todos los que quería tener a mi lado, tanto en la cena familiar como luego en la fiesta con los amigos. Por supuesto el punto de partida fue, con permiso del Lorca, la Alameda de Hércules. De ahí a un antro que aun no conocía, Los Corralones. Y por último a otro en el Muro de los Navarros. Este último sitio, también medio okupa u okupa entero, fue el mejor. El Dj, malo hasta la arcada, pinchó una buena selección de música de una manera harto lamentable. Con todo, fue una gran noche y lo pasé genial.

Piltrafa de la vida celebrando el Fin de Año en La Alameda

Piltrafa de la vida celebrando el Fin de Año en La Alameda

Es difícil resumir lo vivido en Sevilla estos días, y difícil también encontrar las palabras exactas cuando aun estoy aquí y la distancia no me brinda la oportunidad de verlo con perspectiva. Estoy apesadumbrado, siento que no quiero volver, pero comprendo que es sólo una nostalgia de caballo. Seguramente, si me quedase aquí, el homesick sería para con mi vida canadiense. A la inversa. Pero de entre todas las personas que he tenido el gusto de ver, tantas que he perdido la cuenta, hay básicamente dos puntos de vista: los que están formando una familia y parecen seguros de sí mismos y los que siguen sin tener claro una mierda de lo que quieren, ya sea porque nunca lo han sabido o porque se han llevado un chasco. Yo estoy en el segundo grupo. Me aterra pensar que mis mejores amigos de la infancia están teniendo hijos y tienen la vida que te enseñan debes tener. Lo único en lo que coinciden unos y otros es que nos hacemos viejos. Algunos se empeñan en vivir una segunda adolescencia, pero el tiempo no perdona. No tenemos el mismo aguante, ni los mismos gustos, ni las mismas ganas, ni la misma energía. Nos hacemos más vagos, más resistentes al cambio, más intransigentes. Y compatibilizar todo eso con una nueva vida en territorio extranjero es difícil. Por suerte, aunque me muera de melancolía por los amigos y la familia que aquí dejo, sé que en unas horas volveré a ver a mi nueva pandilla canadiense sin la que probablemente no habría aguantado en Ontario ni 2 meses.

Así que lo único que puedo decir en resumen de todo esto es que gracias, gracias a todos, gracias a los de aquí por hacerme sentir de nuevo en casa y gracias a los de allá por ofrecerme la oportunidad de tener un segundo hogar.

Amanecer en el Puente del Alamillo

Amanecer en el Puente del Alamillo

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Viernes, 7 enero, 2011 03:14

    Hola Javi,

    A mi también me ha alegrado volver a verte, aunque haya sido brevemente.

    Sólo desearte un muy buen viaje de vuelta. Seguimos en contacto 😉

    Un abrazo, cuidate!
    Manu.

  2. Fer permalink
    Domingo, 9 enero, 2011 03:36

    Era necesario enseñar al mundo entero un puente en forma de pene??? besitos chonal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: