Skip to content

Camino a los 30

Lunes, 31 enero, 2011
Tan difícil eso de la decisión...

Tan difícil eso de la decisión...

El sábado cumplí 29 años. Por delante me quedan los últimos 12 meses en la veintena que habrá en mi vida. Comienza a acercarse el límite con el que uno planea la vida cuando es más pequeño. A los 30 ya tendré un trabajo estable, una familia, un coche, una casa y dos niños. Como dicen aquí, bullshit. El día que cumplí 12 años fue un día grande que recuerdo con mucho cariño. Si no me falla la memoria fue la primera vez que besé a una niña (sí, no era una chica, era una niña), probablemente Rocío o Jessica, jugando al «Conejo de la Suerte» –que nada tiene ver con Oswald. Desde ese momento me dije a mí mismo que si mi cumpleaños volvía a caer en sábado seguro que sería también un gran día. Pero me comí una mierda. Antiguamente uno no sabía en qué día de la semana iba a caer su cumpleaños hasta que no recibía el calendario del nuevo año. Era todo un ritual que mi madre llegara con un nuevo calendario, «der’ca el’Ángel» o del Canal Sur, y nos pusiésemos todos los hermanos a descubrir si sería en fin de semana o en asqueroso lunes. Leer los absurdos nombres del santoral y descojonarnos de la risa era otra de las actividades preferidas. Pero todo eso cambió con la llegada de los ordenadores y, cómo no, con el calendario de Windows 95, que aunque no tenía nombres como San Pedro Nolasco o San Celedonio, sí que permitía viajar al futuro y al pasado para ver en que caerá y en qué cayó el cumpleaños de un cierto año. Es cuando uno descubre qué es el calendario gregoriano y que el 1 de enero no siempre fue el 1 de enero. Por contra, la magia y el rito se perdieron. Sobre todo cuando allá por el ’96, con mi primer Pentium a 133MHz el primer Pentium a 133MHz de mi hermano mayor y del que me apoderé rápidamente –metiéndole el virus Strike, todo sea dicho–, pude asombrarme al ver que el año 2000, el año que obtendría la ansiada mayoría de edad, también caería en sábado. El 2000 sería un año increíble, un nuevo milenio. Pero los únicos que tuvieron un buen año fueron los estafadores que se beneficiaron de aquel estúpido efecto que les enriqueció a base de engaños a otros pobres diablos. Para mí fue mi último año de instituto y el primero de la universidad. Comienzo de algo nuevo e impresionante. Y ahí estaba la selectividad para joder el invento, el día de mi décimo-octavo cumpleaños lo pasé estudiando un examen de historia, quizás el discurso de Manuel Azaña sobre el artículo 26 de la Constitución de la II República –qué suerte tuve de tener un magnífico profesor de historia en el último curso de instituto que supo arraigar en mí el interés por una de las asignaturas más importantes del Bachillerato. Un pedazo de 9.8 que saqué en el examen de Selectividad. Pero el caso es que no fue, ni mucho menos, un gran día. Ni siquiera lo pude celebrar. Así que miré el calendario y supuse que para 2005 la suerte me sonreiría. Nada más lejos. Me pilló estudiando alguna de las asignaturas de la carrera, probablemente alguna de las inútiles, que son la mayoría. Otro año de los supuestos increíbles que tampoco pude disfrutar demasiado. Fijé una nueva meta en el año 2011. Cumplir 29 años es mucho incluso cuando tienes 25, así que no podía saber ni por asomo lo que la vida me depararía. Ni los reveses que me esperaban, entre ellos el más duro de todos. Estar a más de 6 000km de la familia y los amigos de toda la vida tampoco entraba en los planes. Pero así ha sido. Y me vine abajo, muy muy abajo. Profundo en mi soledad. Es fácil sentirse solo en Canadá, donde a penas tienes a nadie con quién hablar de la vida ni con quién sacar a airear la mierda. Espe hace lo que puede, no debe ser del todo fácil tratar conmigo, a veces me creo más independiente de lo que quizás sea. Por suerte aquí también tengo buenos amigos y amigas que me hicieron ver que un poco de desconexión me sentaría bien. Así fue y ahora ya estoy mejor, la verdad. Pero la fecha siempre tendrá un significado especial en mi calendario, no por mí, sino por los que se quedaron atrás.

Tormenta cumpleañera

Tormenta cumpleañera

Lo cierto es que no supe muy bien cómo contabilizar ni cuando «celebrar» el cumpleaños, pues con seis horas de diferencia horaria con respecto la franja en la que nací en realidad podemos decir que estuve un poco desfasado. Vamos, que llegué tarde a mi propio cumpleaños; algo que los que me conocen de cerca saben que es perfectamente posible.

Y nada más, esta vez sólo quería contaros eso y dar las gracias a todos los que se acordaron. Nunca me gustó celebrarlo, pero estando tan lejos un puto mensaje de Facebook o un simploe e-mail de mierda te puede alegrar el día. Gracias a todos los que se acordaron. Y a los que no, que Satán los mantenga sufriendo en innumerables cuerpos por siempre jamás. Nah, es broma 🙂

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Fernando permalink
    Martes, 1 febrero, 2011 02:27

    Varias cosas:

    – Perdona, ¿tu primer pentium a 133 MHz??? MI primer Pentium que tu tenias en cuasi propiedad chaval…

    – Así que Rocío o Jessi, eh!!!! jajaja, lo sabia…

    – Y con lo que más nos descojonábamos era quitando la voz a la tele y doblando a los personajes… 😉

    Los que te queremos siempre te tenemos rondando en nuestros corazones… Un besote Canadiense…

    • Martes, 1 febrero, 2011 10:08

      Eso es cierto, el ordenador era tuyo. Pero rápidamente me apoderé de él 🙂

      Lo de doblar las películas es algo que me veo en la obligación de contar en otro post XDD

  2. Mirian permalink
    Martes, 1 febrero, 2011 03:26

    Niñato, ya sabemos que son fechas duras y más en tu cumpleaños…sólo quiero que tengas presente una cosa:la tarta sabe a caquita…;)
    Te queremos.

  3. Guillermo permalink
    Martes, 1 febrero, 2011 03:49

    Desde mi infierno gobernado por Satan, te felicito el cumpleaños muy atrasadamente… So sorry…

    Yo si que voy que escarvo para los 30, pero soy un optimista en estas cosas… La mejor epoca de tu vida, es en realidad la q estas viviendo en ese momento. Ni pensamientos del pasado ni lo que te depara el futuro… Chorraadas!!!!

    Sobre tu post, me quedo con esta frase :

    “Vamos, que llegué tarde a mi propio cumpleaños; algo que los que me conocen de cerca saben que es perfectamente posible” XDDD Buenisima!!!

    Una abrazo catacrack!!!

    • Martes, 1 febrero, 2011 10:11

      Muchas gracias, caballero. Quitando la fecha de nacimiento del Facebook también es complicado que la gente se acordara. Y sí, a tí te queda algo menos que a mí, pero esa es la actitud, maldita sea: que venga ahora lo mejor, que para lo peor siempre ha habido tiempo.

  4. Ana permalink
    Martes, 1 febrero, 2011 12:04

    La depresión total llegará a los odiosos 30 años amigo, y veamos que, las dudas de antaño vuelven a resurgir nuevamente y con fuerzal (si esque algún día se fueron). Pronto nos veremos como el viejo/asqueroso/entrañable viejo Ewok, robándole cervezas a los pobres chaveas.
    Un abrazoh

    • Martes, 1 febrero, 2011 12:15

      No me extrañaría que me convierta en un viejo Ewok cualquiera, pero aquí moriría con el frío invierno y tendrían que poner una estatua en mi honor. Haría que tallaran esto al pie: «En recuerdo del adorable y repugnante viejo Ewok».

  5. Rutigher permalink
    Lunes, 7 febrero, 2011 03:10

    Discrepo totalmente respecto a la depresión total, esa siempre llega los días antes y después de la citada fecha cumpleañera, ya sea con 29, 30 o 31, jejejejejejeje. Lo de las dudas ya es un caso perdido, al menos en mí. Por cierto, ¿hiciste el examen de la desamortización del señor mendizabal o la del contubernio de munich? 😀 Un abrazo.

    • Lunes, 7 febrero, 2011 03:24

      No recuerdo las opciones, pero sí que hice uno sobre la oposición al franquismo, que era mi tema preferido después de la II República.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: