Skip to content

El fantasma de la soledad

Jueves, 10 marzo, 2011

Mientras aun colea mi sorpresa por el regalo recibido de mis amigos al otro lado del mundo –confieso que no puedo evitar reír cada vez que veo la portada del terror-book–, llega una nueva semana y tengo poco que contar. Ha sido una semana rara. Fernando Sancho se marchó el miércoles 2 de nuevo para Sevilla y ese mismo día me tuve que poner a estudiar a piñón para ciertas tareas que tenían de fecha tope el mismo viernes y eran de obligada entrega para el máster. Así que no tuve respiro. Como se suele decir, salí de Guatemala y entré en Guatepeor. En los días sucesivos, además de acumular el cansancio de las intensas jornadas aprovechando la presencia del investigador Sevillano de Sevilla en London, empecé a dormir una media de 4 horas. Me levantaba lo más temprano que podía, me iba a trabajar, echaba el jornal, volvía a casa y me sentaba en una incómoda silla para comenzar el segundo round. Y la misma tónica hasta este martes. Lo que se dice estado zombie total: aun más blanco, con mala cara, sin afeitar, humor perdido, un poco irascible, pasotismo extremo, etc. Casi me recordó a mi época de exámenes en la universidad y dije, «coño, ahora sé por qué no quería volver a estudiar». El problema no es estudiar, estudiar está bien siempre que te guste lo que haces, pero cuando todo se te suma y sientes la falta de tiempo como una asfixia que te oprime es incómodo. No es que me agobie o me sienta estresado, con el paso del tiempo he desarrollado cierta inmunidad, sino que no es confortable llegar a casa y no poder vaguear tranquilamente tras el trabajo porque hay una vocecilla que te dice que deberías estar estudiando. No, no me refiero a Espe. Desconozco qué hace a las personas responsables y ante qué circunstancias desisten en su empeño por hacer algo y lo mandan todo al carajo. Siempre he sido muy analítico y cuando empiezo algo es porque tengo al menos una oportunidad de acabarlo, a sabiendas del esfuerzo que me va a suponer. Quizás sienta una envidia mezquina de aquellos que lo dejan todo a medias, se despreocupan y a otra cosa mariposa. Dicen que es bueno ser tenaz, que valdrá la pena el sacrificio, pero es muy difícil verlo cuando estás bajo el látigo.

¡Conocimiento, ñam, ñam!

¡Conocimiento, ñam, ñam!

La buena noticia entre tanta amargura estudiantil es que nos aceptaron el abstract para el congreso de Arte, Humanidades y Redes Complejas en Budapest, así que si nada se tuerce por allí andaré a principios de junio. Pero –siempre hay un pero– la imagen que enviamos de prueba, aunque sí fue lo suficientemente buena como para pasar con buena nota la revisión por pares, parecía no estar al nivel de la sección especial del Journal Lenoardo (MIT Press) y claro, tocó rehacerla. Obviamente más trabajo para las semanas ya de por sí saturadas aunque parece que vamos obteniendo cosillas interesantes.

Evolución del tema en el arte barroco hispanoamericano en la segunda mitad del s. XVI

Evolución del tema en el arte barroco hispanoamericano en la segunda mitad del s. XVI

Para colmo, tras terminar las tareas para el máster en el que, por cierto, he aprendido muchas y muy útiles cosas –ya os enseñaré mi simuladores de «cierrabares» y P-Sistemas Neuronales de Impulsos–, aun quedaban otras tantas cosas por hacer de las asignaturas a las que voy como oyente aquí en Canadá, sin contar que ya ha empezado el nuevo cuatrimestre de Sevilla. Muchas, demasiadas cosas. Sumar también una presentación que daré en lugar de Diego en una conferencia de estudiantes, un taller con el investigador César Hidalgo o una breve exposición comunitaria en la que mostraré algunas de mis fotografías. Esto último me da un poco de vergüenza, no veo mis fotos hechas con la fiel compacta Canon al lado de las de Karthick Ramachandran. Pero bueno, así aprovecho e imprimo algunas y ya las tengo para decorar la habitación o la oficina.

Perrucho en una calle de Gante

Perrucho en una calle de Gante

Como a todo estudiante le ocurre cuando tiene que ponerse de verdad manos a la obra, era capaz de encontrar cualquier escusa y pensar en mil y una chorradas antes de coger las malditas diapositivas impresas y estudiar. Ser espectador de 3 de deshielos en 3 semanas tampoco es bueno para la moral ni la cordura. El primero es un soplo de esperanza, con días incluso de casi 8 ºC muy soleados. La nieve empieza a fundirse poco a poco pero sin descanso, lo que deja cantidades ingentes de mierda nauseabunda que los canadienses arrojan a las montañas de nieve y son sepultadas hasta que ésta se evapora. Mira que son guarros. Después del primero vino una nueva nevada, no demasiado ruda, y su correspondiente ola de frío brutal y deshielo ulterior. La esquizofrenia empezaba ya a llamar a mi puerta. Pero volvió a nevar duramente y todo se cubrió del bello manto de mierda blanca que escondía la dejadez y escasa pulcritud canadiense. Tan rectos para unas cosas empiezo a verles la doble moral norteamericana. Lo peor del invierno es el largo y pesado final. Ahora tenemos incesante lluvia que ensucia las calles y llena todo de barro ennegrecido. Muy desagradable. Pero es un contraste casi psicótico, los pájaros comienzan a dejarse ver –sí, las putas ardillas también– y los prados, machacados por las máquinas quita-nieves, enseñan sus deterioradas superficies con algo de un césped verde purulento. En serio os digo que esto no debe ser bueno para la cabeza. Uno ya espera guardar las botas de nieve y ponerse manga corta pero este agónico final del invierno es como toda la estación sevillana al completo. Y afecta al ánimo. Empiezas a pensar en cosas sin darte cuenta y un sentimiento enfermizo asalta el pensamiento periférico. Viene y va pero nunca puedes identificarlo. Es desazón, hastío y desgana. Te sientes desnudo, sin aliciente, te sientes solo. Es algo que un tiempo atrás me costaba comprender pero que hora puedo ver. Pensé en historias que he escuchado y vivido de cerca y descubrí una nueva dimensión en ellas. Si tan sólo durante unos segundos sentí la soledad tal y como es no quiero imaginar qué puede llegar a ser, no la quiero en mi vida. Un asunto escabroso, un mecanismo cínico que nos empuja a juntarnos con otros por nuestra propia supervivencia. Es extraño. Aun no sé bien lo que es y ya lo detesto.

Acabo ya, siento no haber estado con mis hermanos estos días, que bien me hubiera gustado. Quizás necesite un poco de ayuda para acabar con todo esto que tengo ahora por delante y salir airoso sin ninguna tara mental. Por suerte, cuando estoy bajo de ánimo puedo mirar el terror-book, la foto enmarcada de mi familia o ponerme la coplilla de los resúmenes de Bola de Dragón Z.

Actualización: Ha vuelto a nevar esta madrugada y aun lo hace. A ver si cierran las carreteras o la universidad. Todo vuelve a estar bonito y nevado, bonito y nevado, bonito y nevado…

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. Jueves, 10 marzo, 2011 05:33

    La otra foto del perrete: http://www.flickr.com/photos/fidelramos/4867782801/in/set-72157624543419683/ Tienes que comprarte una réflex, píllate la Nikon D3100 con el 18-55 VR y no te equivocarás. 😉

    Sobre “cuando empiezo algo es porque tengo al menos una oportunidad de acabarlo, a sabiendas del esfuerzo que me va a suponer”, no comentaré nada, me parece una afirmación de mierdr. *coff* *coff* 😛

    Un abrazo muchacho.

    • Jueves, 10 marzo, 2011 05:35

      Creo que podría coger tus fotos y exponerlas en lugar de las mías. Dándote crédito, por supuesto.

      XDD No he mentido, la oportunidad estaba pero no se aprovechó 😛

      • Jueves, 10 marzo, 2011 06:54

        Yo encantado de que pongas la foto si quieres. Me gustan mucho las fotos de aquella noche con el 50mm, debería salir más por la noche con él.

      • Jueves, 10 marzo, 2011 06:57

        Perfecto, entonces no lo descarto 🙂

  2. Jesus permalink
    Viernes, 11 marzo, 2011 10:07

    Es curioso que hables de la soledad en estos momentos…estoy pasando una etapa rara en cuanto a sentimientos y, aunque este rodeado de gente, la soledad esta bastante presente en mi mente y curiosamente tambien me he planteado el porque de las relaciones, ojalá estuvieras aqui para que una conversación enmascare, aunque sea por un tiempo, ese sentimiento. Sólo puedo decirte: ánimo, llevas muchas cosas adelante y es normal que el estrés aflore, y es capaz de hacerlo de muchas maneras, pero creo que te estresaría más el dejar las cosas a medias.

    • Viernes, 11 marzo, 2011 12:27

      Espero que sea estacional o, al menos, generacional. Nos acercamos a edades complicadas y empezamos a sentir cerca fantasmas que antes veíamos lejanos. Estoy contigo, es raro. Ya me gustaría a mí poder hablar contigo sentado en cualquier lado y con un botellín en la mano. Por suerte, por muy jodidos que estemos siempre podemos animar a los demás, ¡ánimo!

  3. Iván permalink
    Viernes, 11 marzo, 2011 05:53

    Cuñao, te mando un abrazo grande y espero que pase pronto esa mala racha. Piensa que el curro es importante, pero cuídate tú también un poquito, ¿eh?

    ¡Un abrazo!

    PD: si no lo has visto aún, seguro que te ríes: http://www.youtube.com/watch?v=en8tW63MGKg

    • Viernes, 11 marzo, 2011 05:57

      ¡Muchas gracias, cuñao! Sí, a ver si pasa.

      PD: Siempre es bueno reírse un poco con un vídeo chorra 😀

  4. Elena permalink
    Miércoles, 16 marzo, 2011 07:21

    Yo estoy pasando una crisis, este mundo de investigador es muy complicado, mucho trabajo, muchas decisiones, todo ello envuelto en soledad. Menos mal que lo deseo con toda mi alma.
    Si te puedo ayudar en algo desde la escuela de informática me avisas.

    Besos y ánimo!!

    • Miércoles, 16 marzo, 2011 12:48

      Muchas gracias, Elena. La verdad es que es duro, no me extraña que la gente se quede en el camino. Yo también te mando mucho ánimo y que todo te salga bien, que te lo mereces. Si no siempre puedes venirte a Canadá 😛

  5. Mirian permalink
    Miércoles, 16 marzo, 2011 08:54

    Por cierto, mucho fantasma, mucha soledad, pero te has olvidao del cumpleaños de tu hermana….:(

    • Miércoles, 16 marzo, 2011 12:46

      ¡Es verdad! No te voy a mentir, con todo lo que me está cayendo me había olvidado 😦

      • Mirian permalink
        Jueves, 17 marzo, 2011 04:43

        Bueeenooo, te perdono,

        Tómate las cosas con más tranquilidad, anda!que lo primero es vivir y luego trabajar, por mucho que te guste tu trabajo.Un beso muy muy fuerte, niñato!

  6. Sergio permalink
    Jueves, 24 marzo, 2011 02:51

    En cuanto a lo de la soledad, sé bien de lo que hablas, te doy toda la razón en eso de juntarnos para la supervivencia. Precisamente te hablé de ello en el correo último. (lo que son las cosas) aunque supongo que lo vivimos de diferente manera o con diferente intensidad según que momento.

    • Jueves, 24 marzo, 2011 03:05

      Exacto, una muestra más de esa extraña sintonía que nos alegra y entristece a partes iguales.

  7. Ana permalink
    Martes, 29 marzo, 2011 08:42

    ¡¡Pero buenoooe!! esto qué es ?! Diga NOH a la soledad, el arrejuntamiento es bueno y a veces, estar solo también. No se desanimen, acuérdense del bello corcel Artax y de Atrellu, hay que luchar por no ahogarse en la mierder señores. Comprendo estados de soledad esporádicos, el clima, una mala racha, el estrés, la regla, la falta de sexor en algunos casos, nos hacen ver cosas horribols, pero saben, es pasajero si nos lo proponemos. :).

    Un fuerte beso amigo y ya sabe, le admiro profundamente por sus incansables ganas de aprender y seguir pa’lante.

    • Miércoles, 30 marzo, 2011 12:21

      No sabe cómo la echo de menos, oiga ({)

      • Ana permalink
        Miércoles, 30 marzo, 2011 03:41

        Y yo oiga, y yo (})

Trackbacks

  1. Primavera que se adelanta « versae

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: