Skip to content

A Perú sin Machu Picchu

Miércoles, 23 marzo, 2011

Nuevamente, y para no perder la tónica, lo que en principio iba a ser una semana algo más relajada se convirtió de nuevo en ajetreo y mucho por hacer. Tanto es así que incluso olvidé felicitar a mi querida hermana por su cumpleaños, así que aprovecho para desearle lo mejor, tarde, lo sé, pero mejor eso que nunca.

La semana comenzó con un atisbo de tranquilidad que fue bruscamente interrumpido por el inicio de las nuevas asignaturas del máster, esta vez Razonamiento asistido por computador y Programación lógica serán las que tenga que llevar muy al día para no encontrarme con todo por hacer concentrado en 2 inolvidables semanas. También se celebró la Conferencia EMERGENCI/ES y la exposición de arte paralela Emerging ARTiculations. Participé en ambas, en la primera con una charla sobre el sistema de bases de datos de esquema flexible Sylva que me cayó sin comerlo ni beberlo. La presentación debía darla Diego puesto que es el desarrollador principal, pero por diversos motivos está en España, así que nos la arreglamos entre Karthick y yo para salir del paso medianamente airosos. Menos mal que nos dejó preparado hasta el discurso. No me  estresa lo más mínimo hablar en público, lo que sí me causa cierta angustia es hablar en inglés. Cuando tengo que hacer una presentación sobre algo normalmente me la preparo muy bien, pero al final la voy haciendo de manera casi espontánea según me va saliendo, cosa que al no dominar el inglés es bastante más complicado de hacer. Me gusta hablar y hablar y poner muchos ejemplos de todo, así que con mi nula capacidad de producción de inglés es harto complicado. Voy entendiendo más o menos lo que dicen, pero producir yo improvisando algo tan concreto como Sylva siendo además un tema que no domino no es plato de buen gusto. Por suerte los humanistas suelen ser más lectores que presentadores, por lo que mi casi lectura de la presentación pasó desapercibida entre el resto de ponentes del panel, que se dedicaban íntegramente a leer sin el más mínimo reparo.

 

Una de las cosas buenas de la conferencia fue conocer al investigador del MIT César Hidalgo, un tipo la mar de agradable, abierto y coloquial. Por fortuna para mí, además, es chileno, por lo que conversar con él se hizo incluso más fácil y natural. Él es como una eminencia en eso de los grafos y uno de sus consejos que más me impresionó fue que no todo puede hacerse con algoritmos de layout, el método debe escalar si tus datos son ingentes, pero para cosas específicas hay que mancharse las manos y manipular el grafo a mano. Después, si es necesario, se vuelve a tratar en Illustrator o Inkscape (juro que lo intenté con Inkscape pero con cosas medio grandes la memoria se corrompe y se muere). Muy ilustrativa su visita, sin duda, espero seguir en contacto con él y colaborar en algún proyecto.

Por contra, una de las cosas malas de la conferencia es que coincidió con el Día de San Patricio, por lo que toda la celebración que me hubiese gustado hacer, dado el irlandés alcohólico que llevo dentro, se convirtió en una pequeña cena en el Alibi con Karthick y Espe donde pude al menos probar la famosa cerveza verde. Sabe a mierda. Es asquerosa. La segunda ronda ya pedimos una cerveza normal, pero como era San Patricio también le echaron ese repugnante colorante, si bien volvía a parecer vomitiva, al ser una buena cerveza, el sabor no era tan desagradable y aguado. Hasta el té helado de Espe era verde.

Pobre de mí, menudo brevaje del infierno me esperaba

Pobre de mí, menudo brevaje del infierno me esperaba

Aquí la gente se vuelve loca son sus fiestas, también es cierto que los pobres con la mierda de clima que hay y las pocas que tienen al año es normal que pierdan la cabeza con cada ocasión que pueden. Desde primera hora de la mañana uno empieza a ver a gente vestida de verde, incluso con disfraces –obviamente las chavalas van de San Patricio Putón–, que va ya encaminando el resto del día de borrachera. Ahora que lo veo con perspectiva y ya que conozco cuál es la manera de salir de los universitarios chaveas de London, creo que hice bien en acudir a mi bar cercano y tomar una nutritiva cena tranquila. En verdad os digo que se les va mucho la cabeza, y más a ellas, me atrevería a decir. He visto cosas que vosotros no creeríais. Y no refiero precisamente a atacar naves en llamas más allá de Orión…

Segundo, que ya ni recuerdo por donde iba, es la exposición de arte. Camelia, la organizadora de la conferencia, me preguntó si quería exponer algo. Obviamente, a sabiendas de que Karthick iba a exponer sus impresionantes fotos, mi primera respuesta «ni de coña». Pero luego lo pensé y concluí que era una buena oportunidad para imprimir algunas fotos y así tenerlas y poder decorar despacho y hogar. En principio pensé en escoger una foto de cada gran viaje que había hecho. Empecé por Japón y ahí me quedé. La impresión de fotos no es precisamente barata y el espacio para mi muestra estaba limitado, así que al final me quedé con 6 fotos de Japón y eso fue todo.

Yo, yo mismo y mis fotitos

Yo, yo mismo y mis fotitos

Aunque no estaba seguro de si el tema era demasiado delicado por la situación del país, sorprendentemente se vio como un acercamiento con las gentes de allí y solidaridad, gustaron bastante al parecer. Tuve que contestar algunas preguntas sobre ellas, que si cuándo estuve allí, cuánto me quedé, qué significado tenían para mí, y cosas así. Aun no salgo de mi asombro. Pero lo más impactante fue saber de LightRoom. Para mí, hasta ese día, retocar una foto era casi tabú. La foto debía ser expuesta tal y como se tomó, si acaso un poco de balance de color, pero nada más. Sin embargo descubrí con expectación que una buena cantidad de las típicas fotos espectaculares que unos se va encontrando por ahí han sido tratadas a posteriori y mejoradas. Creo que desde hoy, ya que todas mis fotos son tomadas por una compacta que tiene ya 4 años y está ultra reventada, seré más amigo del post-procesado.

Vejestorio con un poco de Photoshop

Amistoso vejestorio con un poco de Photoshop

Llegados a este punto aprovecho para recomendar a todo el mundo que se siente correctamente. Desde que tengo uso de razón suelo sentarme mal, normalmente sobre la pierna izquierda, lo que terminó por causarme un intenso dolor el pasado fin de semana. Es muy triste descubrir como tu cuerpo ya no responde de la misma manera y cada vez lo hace peor, aunque puestos a decir la verdad el mío en concreto no es que me haya mimado mucho en ese aspecto. Acudí raudo a un masajista, en este caso mujer, pero de entre las dos muchachas disponibles me atendió una pequeña troll con los brazo de Conan. Creo que lo prefiero, la otra muchacha era bella y delicada, seguro que con esas manos de trapo no conseguía deshacer el entuerto de mi pierna. Estuvo bien, aunque realmente caro. A la sugerencia de que debería volver para revisar el estado de mi pierna pensé, va a venir Patroclo a gastarse otra vez los cuartos.

No es que guste de gastarme los dineros en algo que parecía iba a remitir por sí solo en unos días, lo que sucede es que ese mismo fin de semana mi jefe me dijo que, por trabajo, podía acompañarle a Lima, Perú, para cierta investigación. Junto a un grupo formado por 5 super-héroes, usaríamos nuestros super-poderes para hacer en una semana una consultoría que debería ser hecha en al menos un mes. No es pequeño el reto. Tampoco es poca cosa que te paguen el viaje de ida y vuelta a Perú, aunque sea para trabajar. Como visitar el Machu Pichu es una de las cosas que quiero hacer antes de morir o antes de irme de Canadá, lo que suceda primero, intenté convencer a los implicados para que acompañaran, pero no hubo suerte. Ya podría Sergio ser un milloneti y acompañarme, que sé que subir al Machu Pichu es una de las ilusiones de su vida. Por otra parte el viaje es justo cuando planeábamos hacer Espe y yo nuestras vacaciones por México, así que la noticia no le sentó muy bien. Es trabajo al fin y al cabo. No tenemos tanto dinero como para que Espe pueda venir a Perú conmigo, a Lima, y de allí a Cuzco para subir al Machu Pichu. Ni dinero ni tiempo. Otra vez será, espero. Y ya me despido. No os preocupéis si no respondo o escribo en 10 días, no sé cómo será la conexión en Lima ni cuanto tiempo libre tendré, pero el poco que tenga supongo que lo dedicaré a ver la ciudad.

Aquí, después de una semana con temperaturas decentes que ya no bajan de cero grados, ha vuelto a nevar, de hecho nieva mientras escribo esto. Una pena, porque entrar en el barrio y poder ver ya por fin el suelo completamente desprovisto de nieve era una gozada, aunque todos los colores estuviesen desaturados y la Naturaleza, como dormida, esperase los primeros rayos templados del Sol para emerger. A ver si llega la primavera real.

Por último os dejo un tema de uno de los artistas confirmados para el Ultra Music Festival y que no podré ver. Espero que Sixto y Pablo lo disfruten por mi.

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. Chewie permalink
    Miércoles, 23 marzo, 2011 10:47

    Debimos de ir a Japón en épocas similares, porque hemos hecho las mismas fotos X-D

    DSC_0216.JPG
    Dancing lady
    DSC_0785.JPG

    Aunque la verdad es que me gustan más tus encuadres. Pero tus dos fotos de más a la derecha no las sitúo. ¿Por qué no pones los enlaces a las respectivas fotos en su gloriosa alta resolución?

    Sobre lo del LightRoom: yo uso LightZone, que rula en Linux, y la verdad es que mola bastante. El LightRoom no lo conozco, pero creo que es similar.

  2. Guillermo permalink
    Miércoles, 23 marzo, 2011 11:34

    “Llegados a este punto aprovecho para recomendar a todo el mundo que se siente correctamente. ”

    Gracias!!! 😛

  3. Jesus permalink
    Miércoles, 23 marzo, 2011 11:38

    Yo tengo que ir al machu pichu tambien, si esperas a que algun dia sea un hombre con un trabajo normal podremos verlo juntos y de paso ir tambien a Nueva Zelanda que lo tenemos pendiente ^^

    • Miércoles, 23 marzo, 2011 12:25

      Exacto, Nueva Zelanda lo seguimos teniendo pendiente 😉
      Por supuesto, si cuando tengas un trabajo normal puedes permitirte viajar a Machu Pichu y yo también, ten por seguro que iremos.

  4. Sergio permalink
    Jueves, 24 marzo, 2011 02:33

    O_O ¡¡Vas a ir a Machu Pichu!! ¡¡Que cabrón, como bien dices es una de esas cosas que debo ver antes de la palme, maldito parné!! Me ha gustado ese gran homenaje que le haces a la mejor película de todos los tiempos (Blade Runner) y al mejor equipo de todo el mundo (Real Betis Balompié, así se hace Javi!!!). Por cierto menuda cervezaca. Espero que subas al Machu Pichu un día de no turisteo. Aquello dicen, que se peta por los cuatro costados, y la ciudad en si, sufre mucho, tanto que quieren restringir el espacio aereo de allí.

    • Jueves, 24 marzo, 2011 02:51

      La cosa está jodida, nadie quiere acompañarme, así que no creo que pueda subir. Eso sí, lo haré tarde o temprano así que ve ahorrando 😛

      ¡Viva er beti!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: