Skip to content

Quisiera comprar globos al por mayor

Jueves, 15 diciembre, 2011


(El hombre esquizofrénico del s. XXI)

Sólo le falta el hoygan delante. Así tal cual está en el título, «quisiera comprar globos al por mayor», es uno de las los términos de búsqueda que alguien ha usado en Google y a través del cuál, tras páginas y páginas de resultados imagino, ha llegado al humilde blog de un servidor. Como todo buen ególatra no puedo evitar a veces echar un vistazo a las estadísticas de visitas y perderme un rato en los números, ver la entrada más visitada, la más comentada, etc. Quizás será también deformación profesional, pero lo innegable es lo curioso del asunto. Otra de esas cosas que me llamaron poderosamente la atención fue el texto de búsqueda «ataúd para mierda caca», por el cuál algún desalmado también dio con una de estas entradas por mediación del retorcido algoritmo de los de Mountain View. Ciertamente inquietante, que diría Pedro Piqueras. Y es que todo lo que escribimos en Internet queda registrado en algún sitio, indexado y puesto a disposición de los demás, lo que no es en sí ni bueno ni malo siempre y cuando seamos conscientes de ello y no vayamos por ahí divulgando lo que para nosotros es información sensible. Vaya usted a saber qué es eso.

Por aquí las cosas siguen igual y no ha habido grandes cambios en los últimos días. Mi jefe está de viaje por la India y España y casi todo los compañeros del laboratorio ya se han marchado a sus respectivos países a pasar las Navidades, lo que nos deja con un panorama un poco desolador para los cuatro gatos que permanecemos en la ciudad hasta Año Nuevo. Aun sigo peleándome a través del correo electrónico con los hospedajes en Cusco: a dos semanas de mi viaje aun no tengo ni los billetes para la Ciudad Sagrada, ni el alojamiento ni sé a ciencia cierta a dónde vamos a ir después, si a Lima, Ica o Arequipa. Pero por algún motivo no me preocupa, casi prefiero dejar un poco al azar y ya se verá cómo van evolucionando las cosas. Contar con Eva, una chica que conocí en mi primer viaje a Lima, me da mucha tranquilidad. Es alguien en quién confiar y con toda la ayuda que me está prestando es como para sentirse cómodo y tranquilo. Aunque de todas maneras más me vale espabilarme. Mañana tengo que pagar por Western Union a un tal Jhonjhan, el que será nuestro guía en el Cusco y el Machu Picchu, la friolera cantidad de 230 dólares americanos por cabeza. El precio incluye todas las atracciones típicas del Cusco y está fijado de tal manera que sea ligeramente más barato contratarlo con alguien como Jhonjhan que hacerlo por tu cuenta. Hay todo un embrollo gubernamental detrás del turismo cusqueño y más te vale seguir las reglas si no quieres ser estafado o engañado. Es una pena que exploten lo que tienen de esa manera, pero qué diablos, de otra forma yo me quedaría sin verlo.

El año pasado, al parecer, cayó lo más grande y hubo corrimientos de tierras. Gran parte de la ciudad y sus casas de barro se hicieron añicos. Es como cuando los españoles vemos cosas como el Katrina asolando la cosa de Estados Unidos y pensamos que a quién se le ocurre construir sus casas de madera habiendo ladrillos. Bueno, ahora sabemos que es algo un poco más complejo, pero el desenlace es el mismo, los pobres cusqueñitos se vieron en la calle, las vías del tren que sube hasta la Ciudad Sagrada se anegaron, se cancelaron todas las visitas, y en fin, una puta mierda si tu plan era ver el Machu Picchu al menos una vez en tu vida y te encontraste con eso. Sí, es un pensamiento egoísta para con los pobres lugareños, soy consciente, pero es inevitable. De momento el clima está siendo benevolente y no parece que vaya a causar grandes estragos. Es como normal que al llegar el verano llueva, pero no que cause esos desastres.

Aprendiendo a patinar

Aprendiendo a patinar

Recuerdo que por estas fechas, hace ahora un año, la ciudad ya había cerrado durante 3 días completos –menos mal que nos pilló con la compra recién hecha. Fue una tormenta terrible y un invierno atroz. De los más duros que los más viejos recuerdan. Digamos que no era la bienvenida que uno esperaba para el país del frío, o no tan cruda al menos. Se hizo muy largo ese maldito invierno. Hoy, mientras escribo esta entrada y son las 2 de la madrugada, tenemos algo de lluvia y 10 ºC. Definitivamente todo un lujo para las fechas en que estamos. Los canadienses lo llaman Green Christmas y es bastante inusual que se dé. Casi tan inusual como las inusuales nevadas del año pasado. Empiezo a pensar que estos tipos son tan conformistas que se aguantan con lo que haya. Y ni se quejan. Lo mismito que los españoles, que si llueve porque llueve, si hace calor porque hace calor, si esto por esto y si lo otro por lo otro. El caso es quejarse y nunca buscar soluciones. Dicen que las últimas Navidades Verdes se dieron hace muchos años, no tantos como la super nevada del año pasado, pero que por lo menos 10 ó 12 años sí que hace. La clave está en llegar sin nieve hasta el día 24 de diciembre. Sí que ha nevado, pero no lo suficiente y no con la temperatura necesaria como para que la nieve permanezca y ya no se derrita. Yo tocaría palmas con las orejas si no nieva de verdad hasta mi vuelta de Perú. Pero siendo realistas, no creo que suceda. Han dado ya nieve para la semana que viene y muy probablemente las temperaturas caigan en picado de manera irremisible para estancarse en los bajo cero y no salir ya de ahí hasta el fin del invierno. Menos da una piedra. Con que no haya de momento nieve en las calles yo me conformo. Me estaré haciendo canadiense.


(Alcoreños powa!)

Y no mucho más. También terminé las clases y sólo me quedan un par de ejercicios para dar por finiquitados los trabajos de las asignaturas. El trabajo en el laboratorio sí que no termina nunca. Nuestra última creación es un experimento que consiste en una base de datos de entradas léxicas, quizás algún lingüista lo encuentre útil, a nosotros nos viene de perlas para un proyecto de procesamiento de lenguaje natural en el que estamos involucrados. Por mi parte seguiré trabajando hasta el último día del año para después perderme durante 10 merecidos días de desconexión total y absoluta.

Mini Ginger Espe and Mini Ginger Me

Mini Ginger Espe and Mini Ginger Me

¡Ah! También he intentado aprender a patinar sobre hielo. No es que supiese hacerlo sobre ruedas, pero le eché valor, alquilé los patines y dejé que Espe me instruyera en las primeras lecciones. Tristemente no es muy buena enseñando a patinar, aunque sí tiene una paciencia infinita. No me despegué de su lado ni un segundo. Me sentía como un niño chico cuando ella se iba lejos y yo me quedaba en medio de la pista, inmóvil, inerme, esperando que me rescatara y me guiase a lugar seguro. Es divertido, incluso cuando no sabes. Lo peor es la confianza, es decir, creer que sabes. Al principio apenas desplazas los pies unos milímetros y todo consiste en mantenerte de pie, más siquiera que en moverte. Después intentas andar sobre la pista. Más tarde pretendes hacer el movimiento de impulsarte con un pie y deslizarte con el otro. Y por último intentas combinar ambos pies. Innumerables veces acabé en el suelo y mis rodillas son las mejores testigos de las caídas. Qué duro está el hielo. Por suerte, como también resbala un huevo, si vas a una velocidad no absurda te acabas deslizando por la pista. Debo confesar que mola un montón y que me encantaría aprender a patinar bien de verdad, pero es un poco frustrante ver cómo cualquier zagal canadiense pareciese que haya nacido con las putas cuchillas de los patines incrustadas en los pies. Seguiré informando.

Soy un hombre mágico, del país feliz, de la casa de gominola de la calle de la piruleta...

Soy un hombre mágico, del país feliz, de la casa de gominola de la calle de la piruleta...

Por último sólo mencionar que Espe estuvo fabricando casas de pan gengibre, que es como la tradición navideña aquí para hacer con los más pequeños. De hecho, una vez decorada la casa, no es normal comérsela, sino tirarla a tomar por culo. Y es que el pan de gengibre tampoco es que sea la golosina celestial, sabe un poco a rayos aunque pasas por la cantidad de azúcar que lleva. Y es que toda la decoración es azúcar pura, blanca o coloreada, y algunas gominolas y caramelos. Le quedó muy bien, por cierto, aunque también contó con la ayuda de Miriam y Elika.

Casi me olvido, también tuvimos un brunch navideño en Cora’s para despedir a Miriam, que se vuelve a México por tiempo indefinido. Un sitio para desayunos especiales que ha comentado alguna vez y en el que tuve una epifanía y vi a Espe de mayor 😛 Y ahora sí, me despido de esta fugaz entrada hasta la próxima. Un saludo a todos.

Claramente Espe de mayor va a ser como Cora

Claramente Espe de mayor va a ser como Cora

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Sergio permalink
    Jueves, 15 diciembre, 2011 10:44

    ¿Y ese video alcoreño? Auténtico totalmente, jejejejejejeje. La verdad que lo de las estadísticas del blog acaban enganchándote. Me acuerdo que cuando escribía en mi blog de rock progresivo no podía reprimirlo, jejjejeje, es interesante ver que gente del país más insospechado te hace una visita al blog, aunque la aplicación esa jamás la llegué a tener, menos mal.

    Ya te dije que lo de los cambios climáticos se debe a que tu maldito pais le hace lo que le sale del ojete.Ultimamente los canadienses salen mucho en el canal donde curro, unos días por lo de la cumbre, otros por lo del amianto y el otro día porque un oso estaba en un contenedor de basura y lo lanzaron al camión sin darse cuenta que estaba allí y el pobre bicho estaba intentando salir, ya ves tú el notición.

    Lo de patinar en hielo deber ser una paranoia. Nunca he visto de cerca un patín pero esas cuchillas tan finas en contacto con la superficie no deben de ser muy estable. Ya dentro de poco tu y Espe podreis hacer un baile al estilo Dirty Dancing.

    ¿Y qué hace Espe con ese cartón de huevos, que demonios anuncia?

    Un abrazo!!!

    • Jueves, 15 diciembre, 2011 07:18

      El vídeo es lo mejor: «¡quiloooooooooooo!, ¡que te vaamojáaaa!». Me lo mandó mi hermano y me descojoné.

      Así es Canadá, en misa repicando y con el mazo dando. Doble moral de la wena de verdad. Y encima sus habitantes se dedican a estudiar carreras como «Paz en el Mundo» y mierdas así. Sí, un país para analizar. Por cierto, vayas noticiacas de calidad, totalmente simpsonianas.

      Los patines da un poco de mal rollo. Al principio sólo puedes pensar en que vas a caerte y morirás a causa de una de esas cuchillas. Pero luego se le pierde un poco el miedo y estás más pendiente de no hostiarte.

      XDD Es que la adorable Cora es la dueña del restaurante de brunchs homónimos, de ahí que lleve el cartón de hueveiros.

      ¡Un abrazo!

      • Sergio permalink
        Viernes, 16 diciembre, 2011 03:47

        Nueva noticia sobre el Canadá: “han llegado a las costas canadienses restos y objetos del tsunami de Japón”. Incredibile, ¿verdad?

  2. Espe permalink
    Viernes, 16 diciembre, 2011 01:54

    Anuncio ricos desayunos 🙂 para engordar 12 kilos de tirón y salir rodando 🙂
    Tras 3 horas y media intentando convencer a Javi de que ir a patinar era una genialisima idea, vino y disfrutó como él dice como un niño pequeño. Lo hiciste muy bien !

    • Viernes, 16 diciembre, 2011 02:54

      Sí, ¡pero a qué precio! Uno se siente muy ridículo sobre los patines casi sin moverse y en el suelo más tiempo que de pie 😦

  3. Viernes, 16 diciembre, 2011 02:53

    Maldito tiempo, la verdad esque la gente fuera se resigna al mierdoso tiempo que hace, no les importa un carajo si nieva, huracanea, sale el sol o llueve a mares, ellos siguen con sus vidas como si nada…impresionante. Espero que si viaje no se tuerza oiga, solo hacia falta eso para que estas navidades sean maravillosas :D. Se me hace tan raro no verle en Navidadd y no tomarnos un fragator, se me está haciendo durete esto de estar fuera por estas fechas, solo espero que en verano todo salga bien y podamos vernos y beber como si no hubiese un mañana amigo.

    Un fuerte abrazol

  4. Mirian permalink
    Viernes, 23 diciembre, 2011 04:47

    Niñato,Feliz Navidad!
    Un beso muy fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: