Skip to content

El último deshielo del año

Sábado, 31 diciembre, 2011


(Christmas is all around…)

Me equivoqué, la que pensaba que sería la nevada que ya permanecería en las calles hasta abril, ayer se derritió a causa de la lluvia. Una lluvia un poco incómoda que nos acompañó durante todo el día en el que disfrutamos de temperaturas de hasta 5 ºC a la medianoche. Aun ni me lo creo. Parece que le cuesta arrancar al invierno este año y no seré yo el que se queje. Hubiera preferido estar seguro sobre la predicción, porque creíamos que iba a nevar a cascoporro y por eso reservamos el bus para el aeropuerto de Toronto a las 3 de la mañana del día 1, esto es, justo después de comernos las uvas, atemorizados por las demoras en la 401 a causa del hielo en el concreto, y por perder nuestro avión a Lima que sale sobre las 9:45. Finalmente parece que ni nieve ni ostias, pero mira, mejor así, que si lo ponemos más tarde corremos el riesgo de perder el bus por quedarnos dormidos, por estar borrachos o demasiado cansados.

A tomar por culo el hielo, una vez más

A tomar por culo el hielo, una vez más

Han sido unas Navidades extrañas, pero divertidas. He podido descansar, no de trabajo pero sí de tareas académicas, a las que he relegado a un segundo plano durante una semana. Ya las retomaré a mi vuelta. Lo cierto es que la Nochebuena lo pasamos bien, nos reunimos unos pocos apátridas que por aquí quedábamos y que, por distintas causas, no pudimos viajar a nuestros países de origen, y comimos y bebimos tranquilamente durante toda la noche. Poniendo musicón, descubriendo grandes grupos, charlando y riendo. De lo más agradable. Hicimos la celebración en nuestra casa, y cada uno preparó algo de comida, lo que llaman potluck. No fuimos al centro porque, primero, no nos apetecía mucho, y segundo, en Nochebuena o Christmas Eve nadie sale de fiesta en Norteamérica, lo hacen la noche del día de Navidad. Lo normal es pasar la Nochebuena sólo con la familia y acostarse a una hora decente, ya que a la mañana siguiente toca abrir los regalos que Santa Claus ha dejado debajo del árbol de Navidad. Un chopped nos dejó a nosotros. Bastante dinero nos hemos gastado ya en el viajecito a Perú. Son un millón de cositas: el alojamiento para el primer día que llegamos, el vuelo de Lima a Cusco, alojamiento en Cusco, guía para la Ciudad Sagrada, tren para Machu Picchu, alojamiento en Aguas Calientes, alojamiento de nuevo en Lima, viaje y alojamiento en Ica y por último alojamiento en Miraflores el último día de nuestro viaje, antes de partir de nuevo a Toronto, pasando por Nicaragua y Chicago antes de llegar a Canadá, condenadas escalas. Al final resulta que el viaje ni nos ha salido tan barato ni es la mejor fecha. Pero me da igual. Lo echo hecho está. Sólo queda conseguir algunos números de teléfono de compañías de taxi de confianza –que al parecer allí hay que tener un cuidado horrible con los taxis– y el número de nuestra amiga limeña. A ver cómo nos sale el viaje. Qué cosa eso de viajar el día de Año Nuevo, pero era lo más barato, eso es asín.

Lo que sí echaré mucho de menos es comerme las uvas. Ni hemos comprado ni hay aquí un campanario televisado que dé las campanadas por televisión. Además que no tiene mucha gracia eso de comerte las uvas sabiendo que casi todos los tuyos ya llevan varias horas dentro del nuevo año, 6 para ser exactos. Yo aquí con lagañas todavía y en España ya pensando en la cena del último día del año. Ya nos tocará celebrarlo con la familia otro año, quien sabe, quizás el que viene.

También llegó el regalo de los padres de Espe por Navidad. Una cestaca brutal, de más de 12kg de peso compactado en una caja de densidad indescifrable y repleta de nutrientes navideños de todas las clases: turrón, Suchard, caña de lomo, quesos, polvorones, pan de Cádiz, alfajores (que los odio pero ahora me los como con gusto), jamón der weno, chorizito ibérico, etc. Vamos, el regalo definitivo que sabiamente dejaremos bien guardado en su caja tal y como vino hasta que volvamos de Perú. Nos tiene que durar como mínimo hasta el verano. Por nuestra parte nos hemos auto-regalado una tele pequeñita con entradas para el ordenador, para así poder ver las series y las películas como es debido, que se nos van a quedar losojoh como un estropajo de la pantallita de mi portátil. A ver para cuando llega.

La cestaca de Navidad (y detalle del erótico batín de Espe...)

La cestaca de Navidad (y detalle del erótico batín de Espe...)

Qué complicado es ahorrar en este país. Además también le ha venido ya a Espe la matrícula del próximo cuatrimestre, otros casi $3 000 a pagar. Aquí todo cuesta un pastizal y nadie regala nada. Por poner un ejemplo, y perdonad el salto de temas así a lo loco, el otro día fuimos al banco con los ahorros de toda la vida, esto es, desde que llegamos a Canadá, zurciendo nuestras maltrechas gorras como si fuésemos Parches y Violeta La Pobre y tosiendo de manera involuntaria. Tras que nos recibiese un ser de lo más extraño que claramente padecía un trastorno de desdoblamiento de personalidad palpable y aparente, le explicamos que queríamos, atiende, maximizar nuestras ganancias invirtiendo nuestros ahorros. Le faltó escupirnos en un ojo. Primero nos intentó meter el orejaso del día explicándonos las virtudes y ventajas de contratar una cuenta «Select Service», y luego, ante la negativa manifestada a través de nuestro rostro de por qué, zeñó, por qué, la señorita de aspecto nórdico y borrachuzo en rehabilitación cogió su calculadora, tecleó unos cuentos números, se dijo algo para sí mismas un par de veces y nos espetó «almost $50 to the end of June». Casi me da un patatús. La cosa ni llegaría a los cincuenta míseros dólares de aquí a junio de 2012. Mi conocimiento de economía se hizo tan patente que me dí hasta vergüenza. La pobre trabajadora de Toronto Dominion Bank tendría que estar flipando. Lo peor es que algún momento yo pensé que podría llegar a ser rico simplemente metiendo nuestros ahorros en una cuenta y dejándolos crecer. Que equivocado estaba. Cómo coño hice las cuentas en mi cabeza es algo que ahora no me explico. Así que raudo, le pedí los papeles con las operaciones y salimos escopeteados de allí. En fin, que para ser rico primero tienes que ser rico.


(Parches y Violeta La Pobre, aka Javi y Espe)

Así que nada, espero que todos paséis una muy buena Nochevieja y tengáis un mejor Año Nuevo, que como están las cosas entre el gobierno genial que ahora le toca a España y la situación económica tan brillante, nos es pedir poco. ¡Feliz Año Nuevo a todos!

Pero qué arte tengo patinando, coño

Pero qué arte tengo patinando, coño

PD: Mi propósito de Año Nuevo, aparte del sempiterno ir al gimnasio más a menudo –que conste que estoy yendo, no mucho, pero yendo–, es intentar hablar mejor, esto es, decir menos palabrotas y palabras malsonantes. Igual Guille se acuerda de las veces que me lo propuse durante la Universidad. A ver si esta vez lo consigo de una puta vez.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Guillermo permalink
    Lunes, 2 enero, 2012 12:40

    Solo hay que echar un visionado al video de presentación de vuestra primera casa allá en los Canadases, para enteder ese propósito.

    Yo sin embargo, he sido muchísimo mas original en mis propósitos de año nuevo… Los nunca vistos de “perder peso” y “dejar de fumar” (one more time).

    Bueno, FELIZ AÑO 2012, otra vez. NOS LEEMOS!!

  2. Sergio permalink
    Viernes, 13 enero, 2012 11:29

    Violeta la pobre y Parches XDDDD, grandes secundarios sin duda alguna. Ante todo darle las gracias por esa llamada desde el Canadá en casi fin de año ( y tanto que estaba a punto de dar las campanadas 😀 ). Me alegró escucharte y a ruidosa Espe de fondo. La verdad que sonaba como si estuvieses en Moria. En fin, ya contarás con pormenores todo ese viajazo a Perú.

    p.d: Este año he pasado de propósitos de año nuevo, a ver si hago cosas sin proponérmelas.

    Un abrajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: