Skip to content

La vida en pareja

Miércoles, 29 febrero, 2012


(Labor de retales)

Hace mucho que quería escribir sobre esto. Pero hace mucho aun no llevaba el tiempo suficiente para realmente darme cuenta de ciertas cosas. La vida en pareja es algo que me recuerda a Sartre, el infierno es el Otro (L’enfer, c’est l’Autre), decía. Si bien el francés le atribuía al Otro, mayúsculo, una cualidad especial de irrelevancia, de otredad, de lo que no está en uno. Para mí es algo más literal. El infierno es el otro. Es casi un tratado intencional, una filosofía de vida que hay que dejar a un lado cuando se vive en pareja. Porque, básicamente, no se cumple.

De la necesidad de mejorar mi inglés...

De la necesidad de mejorar mi inglés...

Algunas veces he hablado de mi idea de que la vida en pareja es, en cierta medida, prescindible. He vivido solo como unos 3 años y lo cierto es que no he tenido quejas. Uno se acostumbra rápido a la comodidad de hacer lo que se quiera y cuando se quiera. Sin mayor compromiso que mantener un nivel de vida en aceptable cordialidad con tus otros compañeros de piso, si es que los hubiere. Entiendo que se puedan llevar las manos a la cabeza y enseguida comiencen los discursos sobre la sostenibilidad de la familia y otros perejiles. Pero lo cierto es que, en mi experiencia, nada garantiza que una pareja que vive bajo el mismo techo tenga un mejor núcleo familiar que una pareja en la que cada uno vive por su cuenta. Por supuesto imagino que el principio debe compartirse, no por solidaridad sino por necesidad y voluntad. Hablo de algo que no sé. Pero así es. Veo cada día ejemplos de niños cuyos padres no viven juntos y no por ello el niño tiene carencias de ningún tipo. Es simplemente una concepción de familia diferente. Living Apart Together, que lo llaman en inglés y yo suscribo en español: (vivir) separados pero (estar) juntos.

Va en relación con la noción de pareja. Quizás en el fondo sea una cuestión de egoísmo. No lo sé. Pero no me importaría probar a ver qué tal es eso de vivir separados pero juntos sin por ello sentir que no se va a ninguna parte. Vivir en pareja aporta cosas buenas, muchas, muchísimas. Pero también te cambia por completo. Te amoldas, te haces al otro, cedes tu espacio. De eso se trata, de hecho. Por eso no es fácil de llevar, porque son cambios antinaturales. de pérdida de independencia, de hábitos básicos, o se desea desde el principio o no se está nunca del todo cómodo. A no ser que por conformismo uno acabe adaptándose y los beneficios, como en mi caso, sean mayores que las desventajas. Soy mal ejemplo, yo ando en la adaptación.

Lo fundamental es la pérdida de la soledad. No de una soledad impuesta, que deteriora, sino de la escogida, la reservada para uno mismo. Ésa desaparece. Y el hecho se acentúa aun más cuando ni siquiera tienes amigos cercanos con los que entablar otra dinámica. La rutina todo lo abarca y es muy destructiva. A veces me siento agobiado, me asfixia estar así, sin válvula de escape. En otras ocasiones bendigo el momento en que Espe se vino conmigo. Una pareja debe hacer las cosas más fáciles para uno mismo. Y, a su vez, uno debe hacerle a su pareja también las cosas más fáciles, más vivibles, más llevaderas. Pero esa rutina todopoderosa puede terminar por romper la magia, por transformar el interés y las ganas en manida vivencia cotidiana. Cuando vives con tu pareja –que desde ese momento se convierte en otra cosa, no sé en qué, pero ya no es más tu pareja sino que casi forma parte de la estructura esencial de la vida y no la asumes sin ella–, los sentimientos pueden diluirse con facilidad y caer en la desidia de la inercia. Vivir en pareja es un ciclo constante y volitivo de enamorarse un día y desenamorarse al otro. Cada uno tiene que poner de su parte. Y no hay otra forma de mantenerlo. Lo mejor es asumir que las vidas de cuento de hadas sólo existen ahí, en los cuentos de hadas. El enamoramiento es perecedero. Lo que queda es otra cosa. Lo que mantiene a las personas unidas me niego a aceptar que sea el enamoramiento, en su sentido infantil y romántico. ¿Parejas enamoradas 50 años? No me lo creo, lo siento. Que se quieren, sí, pero enamoradas lo dudo mucho. Mera necesidad del otro. Y a lo que por un lado los sentimientos nos obligan, la biología lo niega por el otro y nos llama a otros menesteres que se supone no hemos de hacer caso…

Y tras este desaguisado, que conste que yo no estoy mal. Albricias doy de tener a mi pareja a mi lado cada día, dándome su alegría y su fuerza y dándole yo mi apoyo cuando lo necesita. Porque una pareja, en la adversidad de la inmigración, se hace fuerte. Es sólo que echo de menos vivir a mi aire. Al fin y al cabo, nadie es para siempre. Sólo es importante estar bien en el momento y sentirte coherente con tus decisiones. Cuando las cosas se acaban, y se acabarán, no hay que hacer dramas, sino asumirlo lo mejor posible y a otra cosa.

A tomar por culo la casita de pan de gengibre

A tomar por culo la casita de pan de gengibre

En otro orden de cosas, un poco más mundanas, no me han aceptado el abtract para la conferencia Hamburgo. Y no sólo eso, sino que además algunos del os revisores han sido especialmente duros, no por la puntuación, entiendo que un congreso de ese calibre la competencia es muy dura y es muy difícil ser aceptado, pero de ahí a decirme que no entendía el artículo y que si lo había escrito con el Google Translate hay un trecho. El muy cabrón, escudándose en que el peer review es anónimo se habrá despachado a gusto con otros tantos desgraciados como yo. Al menos el laboratorio no se quedará sin representación y habrá otros compañeros presentando dos artículos. El artículo en cuestión, que he de reescribir y enviar a otro sitio ya, trataba sobre el modelado y construcción de una ontología (en RDF) para describir obras de arte del Barroco pictórico. Una ontología es, y que Fidel me perdone, una jerarquía de ideas y conceptos expuestos de manera organizada y formal. En cuestiones de humanismo, donde la interpretación es la base del estudio, proponer formalidades per se es casi un crimen, por lo que la ontología que proponíamos comenzada, básicamente, en una definición de la realidad. La base filosófica en el humanismo es mucho más patente que en el resto de disciplinas y es realmente fácil entrar en discusiones universales sin darte cuenta. Describir una pintura, algo que resulta intuitivamente fácil, es un dolor de cabeza cuando queremos organizar todo lo que de ella se puede decir y, además, organizarlo todo en formatos existentes y ampliamente usados. Así, la ontolgía completa sólo sirve para anotar el atributo dc:Subject de Dublin Core, que es otra ontología que se usa para describir recursos así en general.

Pero no os aburro más con los detalles. Sucede que yo ya tenía el cuento de la lechera montado con lo de ir a Hamburgo, porque siendo en julio podía aprovechar para saltar a España al término y ya quedarme allí hasta casi finales de agosto, ahorrándome además el salto transatlántico. Pero todo parece haber salido mal. Ahora no sé cuándo iré. Sólo sé que iré y que espero estar al menos un mes completo de asueto. Que lo consiga o no aun está por verse, pero realmente lo necesito. Una vez en España espero tener tiempo para todo, ver a la familia, a los amigos, hacer turismo, ir a algún festival, descansar, etc. Este año, si no fuese por el paréntesis de Perú, me va a acabar matando. Ojalá para abril la cosa se relaje de verdad. Y bueno, poco más que añadir. Nos vemos en la próxima.

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. Guillermo permalink
    Jueves, 1 marzo, 2012 05:40

    Interesante, muy interesante… Lo que comentas en la primera parte, es el “jekyll and hyde” de las relaciones de pareja. Quizás sea mas pronunciado en las personas que han vivido ambas situaciones con cierta intensidad (haber vivido solo y en pareja). Yo no he vivido solo nunca, por tanto no tengo ese anhelo, y claro, si ademas mi experiencia en vivir en pareja es bastante satisfactorio, menos aun me planteo nada…

    Me quedo para reflexionar con esto:

    “Cuando vives con tu pareja –que desde ese momento se convierte en otra cosa, no sé en qué, pero ya no es más tu pareja sino que casi forma parte de la estructura esencial de la vida y no la asumes sin ella–, los sentimientos pueden diluirse con facilidad y caer en la desidia de la inercia. ”

    P.D: Siento lo de Hamburgo. A ver si mejoran un pco el google translate para que no te puedan echar otra vez para atras por ello… 😛

    • Jueves, 1 marzo, 2012 02:32

      Bueno, no es que mi experiencia sea insatisfactoria ni mucho menos. Pero viniendo de vivir solo y a mis anchas quizás el cambio es más radical.

      Le escribiré a Google para que sepan que por su culpa me han rechazado un artículo.

      • Guillermo permalink
        Viernes, 2 marzo, 2012 05:53

        No quería insinuar que la tuya no lo fuera, hablaba de MI experiencia particular. Entre que no he vivido solo y q ademas vivir en pareja me va estupendamente, pues no me hace anhelarlo (aunque no negaré que si me despierta cierta curiosidad) Un primo mio, hace muchos años, me dijo que lo primero q debería hacer uno, es irse a vivir solo (ni colegas, ni novia, ni na) y ya despues lo que surgiera. Él, por aquel entonces, ya estaba casado y con hijo… Supongo que hablaba desde su experiencia. Me decía que para casarse o vivir juntos hay tiempo, pero que lo otro o se hace al ppio o no se hace. No le faltaba razón…

        Al final se va a quedar con la coña, q lo tradujiste con el Translate… 😄

      • Viernes, 2 marzo, 2012 12:47

        Muy de acuerdo con tu primo 😀

        Totalmente, y mira que hasta lo revisaron 3 personas, de las cuales 2 llevan más de 12 años en Canadá y la otra es hablante nativa…

  2. Jueves, 1 marzo, 2012 10:11

    Hola cuñao, ante todo me alegra saber que estás bien. Lo de vivir en pareja, no es ni malo ni bueno, ni mejor ni peor, simplemente pienso que es cuestión de prioridades; hay gente que vive sola y esa soledad voluntaria le aporta todo lo que necesita, y gente que no concibe su día a día sin compartir con otra persona (y todo lo que conlleva). Pero hasta llegar a tener claro qué se quiere, se necesita mucho tiempo.

    Sobre la segunda parte del post, no te desanimes. A Richie Sambora no lo aceptaron los Kiss…y terminó tocando con Bon Jovi 🙂

    Un abrazo fuerte churri, y cuídate!!

    • Jueves, 1 marzo, 2012 11:10

      Estimado Tate, adoro ese mote que lo sepas. Estoy de acuerdo, se necesita tiempo, compresión y ensayo y error, algo a lo que algunas parejas son un poco reacias.

      ¿Cómo? Pobre hombre, en bon Jovi… Y sí, ya podían los de Google hacer mejores algoritmos para que no pongan a mí la cara colorada. Cabrones :@

      • Jueves, 1 marzo, 2012 11:14

        Creo que he conseguido el efecto adverso con el paralelismo musical…a mí Bon Jovi me mola mucho más que los Kiss…

      • Jueves, 1 marzo, 2012 11:26

        Jajaa, es posible. Pues has de saber que aquí en Canadá Bon Jovi es patrimonio nacional, no hay un sólo bar en la ciudad que no ponga al menos un tema suyo cada noche y todos coreando como locos las letras.

  3. Fernando permalink
    Viernes, 2 marzo, 2012 02:32

    Me se de uno que posiblemente esta noche haya dormido en el sofá 😉
    Siento lo de hamburgo chonal… maldito google…

    • Viernes, 2 marzo, 2012 12:47

      Jajaa, qué va, son cosas que hablamos relajadamente. No me ocurriría poner esto aquí sin antes haber hablado con ella 😉

  4. Fidel permalink
    Viernes, 2 marzo, 2012 06:11

    Gracias por considerarme un erudito de las ontologías, ya se me han olvidado demasiadas cosas. Solo sé que es una pena que lo máximo que se usa por ahí es RDF y RDFS, OWL es demasiado potente. 😦

    Dicho eso, qué pena lo de Hamburgo, yo sé lo que es montarte el cuento de la lechera e ilusionarte con las cosas. Ya saldrá otra cosa, tú lo vales. 🙂

    • Sábado, 10 marzo, 2012 05:26

      Tocará probar suerte en otros lares ya que el paper está escrito 🙂

  5. Martes, 6 marzo, 2012 08:02

    OLEE!! He leido cual rayo esta entrada, egoistamente porque el titulo me resultaba bastante sugerente dada mi situacion :). Estoy totalmente deacuerdo con tu descripcion de la vida en pareja, sobre todo, cuando se “arrejuntan” dejando su pais a un lado y a todo su circulo vital de desconexion. Esto si logramos superarlo, nos hara mas fuerte como pareja, como compañero/a de vida.
    Una putada lo de Hamburgo :(. Solo espero que por lo menos en agosto no podamos ver, por favooer.

    Un fuerte abrazo y animo amigo!! ({)

    • Sábado, 10 marzo, 2012 05:27

      ¡Un abrazol! Ya mismo estará en Sevilla dándolo todo por unos días 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: