Skip to content

Todo es muy caro

Lunes, 26 noviembre, 2012


(Ahora más que nunca María, dream on)

Creo que desde que volví de España no había hablado sobre mí y mi circunstancia, propiamente dicho. Algunas cosas han pasado, unas más importantes que otras. Decía mi compañera Élika, y con mucha razón, que hablar de tonterías, de las pequeñas cosas, de las metas ridículas que nos ponemos, y en general de todo aquello que nos pasa en el día a día, y contárselo a otros, nos hace sentir más cercanos. Es la diferencia entre estar presente en la vida de alguien y ser simplemente un observador inanimado. Entre conocer la historia de sus vidas o ser parte de ella. Entre conocer sólo los grandes eventos y saber hasta los detalles más tontos. Para mí eso es lo que une y aun me mantiene en contacto con los que están lejos. No es fácil como podéis imaginar, pero qué queréis que os diga, como emigrante no puedo sino alabar las redes sociales, los blogs y la Internet.

El caso, que me pierdo. Algunas cosas han pasado en los últimos meses. La primera de ellas fue Halloween, que ya no es ninguna novedad para mí y casi no vale la pena mencionarlo mucho. Es justo una semana después de Acción de Gracias, que como ya sabéis celebré viajando a Montreal. Este año me propuse no gastarme un duro en el disfraz. Así que aprovechando que Espe decidió disfrazarse de Robin Hood, yo me tomé la libertad de ir vestido de árbol en Otoño. Para lo cuál sólo bastó una de las bolsas de papel que usamos, de hecho, que estamos obligados a usar para recoger las hojas de los árboles cuando éstas se caen, y también algunas de estas mismas hojas. Tijeras, un poco de fiso transparente del gordo y listo. Disfraz de poca vergüenza por aun menos dinero. Lo mejor de todo creo que poder llevar la batamanta como capa/abrigo, porque claro, con una de esas bolsas puesta en lo arto no había abrigo en el que meterse. Y bueno, lo pasamos bien, como es usual cuando uno se disfraza y bebe un poco. Siempre es divertido. La fiesta comenzó en casa de David e Itziri. Lo difícil fue luego movernos al centro, que es lo que realmente mola cuando es Halloween. Lamentablemente todos sabemos lo complicado que es mover a un grupo numeroso de borrachos y no quiero ni recordar cómo debió verse el especáctulo desde fuera. Mientras para mí todos fuimos cantando y alegres hasta la parada del bus, en realidad pasaron como 30 minutos en los cuáles secciones del grupo se dispersaron e incluso Diana, que iba disfraza de Black Swan, se percató de que en algún momento había perdido su cartera. Esto, más tarde, originó que no pudiésemos entrar al sitio al que queríamos ir. Y lo peor es que, pese a que iba super maquillada y con el disfraz, nadie cayó en que usara el ID de otra persona para entrar. Sí, te exige una identificación para entrar a cualquier bar, tengas la edad que tengas. Absurdo. Y bueno, así lo pasamos deambulando un poco por las calles y entrando en un par de antros. Estuvo muy bien la noche, la verdad.

Halloween 2012

Halloween 2012. No comment el montaje.

El otro gran evento, si es que a Halloween podemos llamarlo así, fue la PyCon Canada, una conferencia por y para programadores que usan Python. En el laboratorio trabajamos mucho con Django, que es un framework web en Python, y además hacemos otras cosas también en Python, como un cliente para la API REST de la base de datos en grafo Neo4j. En resumen, que hacemos muchas cosas en Python y era una buena oportunidad para  enseñarlo al mundo. Así que decidí enviar una charla conjunta con Diego sobre bases de datos en grafo usando Python. Y la aceptaron. Y además a Diego le aceptaron otra sobre otro tema. Por lo que decidimos que cada uno diera una. Así que me planté en Toronto para dar mi primera charla de 20 minutos en inglés ante un público principalmente técnico. Para mi sorpresa los asistentes a mi charla fueron más científicos que programadores, muchas preguntas sobre modelos, sobre cómo aplicar las cosas, y pocas sobre conceptos puros de programación. No me lo esperé, pero luego pensé que al fin y al cabo ahora estoy en un laboratorio de investigación, no en una empresa de programación. No creo que los asistentes llegaran a las 30 personas en total, quiero pensar que el motivo era que en la otra sala de la conferencia, la princiapl, coincidía a la misma hora una de esas charlas plenarias. Tampoco me importó demasiado, pues el ambiente así, aunque muy familiar en toda la conferencia, se volvía incluso más cercano. La experiencia, por otra parte, excelente y totalmente recomendable. Ojalá la pueda repetir pronto.


(Este soy yo en mi charla de 65 diapositivas en menos de 20 minutos)

Y bueno, llegamos al punto agridulce de la entrada de hoy. La noticia mala, como algunos ya saben, es que todo es muy caro. Y si ya hablamos de vuelos a Madrid o Sevilla desde Toronto la cosa se pone incluso peor. A día de hoy es imposible encontrar un vuelo para fechas razonables por menos de 1200€ por cabeza, sí, euros, no dólares canadienses, lo que a todas luces es un robo y algo que no me puedo permitir. De verdad que este año tenía más ganas que nunca de pasar las Navidades en familia, pero tristemente no va a poder ser. Habrá que ir asumiendo que volar en Navidad es ya un lujo mayor incluso que volar en verano.

Por contra, la noticia buena es que Espe y yo pusimos manos a la obra para encontrar una alternativa que nos quitara un poco del tedio de esta ciudad en esas fechas y nos animara, después de todo vamos a pasar unas fechas muy importantes en nuestras familias lejos de ellas. Después de descartar algunos destinos como Nassau, Nueva Zelanda, Chile o Buenos Aires, la cosa se centró en México, San Francisco y Costa Rica. Y de los tres destinos, al primero espero poder ir pronto por motivos de trabajo, el segundo tengo intención de conocerlo en una conferencia si me aceptan y si no cuando algún amiguete viva por allá. Así que le tercero, Costa Rica, fue el que ganó la partida, no sólo por ser quizás el más sugerente y salvaje, sino porque además del aire aventurero que se le presume a un viaje así, hay que añadirle que el precio de los vuelos ida y vuelta desde Detroit no llegó siquiera a los $1000, sí, dólares, unos 800€. Más de dos por el precio de uno. Es cierto que una vez que decides ir tienes que ser consciente de que hay otros gastos extra, pero con un poco de previsión y sin derrochar, sabemos a ciencia cierta (un compañero del laboratorio es costaricense) que se puede gastar muy muy poco. El resto serán caprichos por aquello de sólo vamos a ir una vez. No quiero con ello justificarme por no ir a España, de verdad que quiero ir, pero no siendo estafado de mala manera por las compañías aéreas. Y la cosa, con eso del precio de los carburantes, sólo puede ir a peor por muchos años más. Así que aprovechemos para conocer lo que hay relativamente cerca de Canadá, que una vez que abandone América, cuando quiera que eso sea, tocará conocer otras partes del mundo.

Y bueno, ya os contaré cómo estamos organizando el viaje, dónde queremos pasar la noche, dónde puede que acampemos (¡no puedo esperar, en el Parque Nacional de Corcovado, en plena jungla!), y qué cosas queremos hacer. Así que ya veremos cómo se resuelve todo. Una cosa es segura, irnos nos vamos porque los billetes están ya comprados 😀

¡Ah! Casi lo olvido, María, la que ha sido mi amiga casi desde que llegué a este país, finalmente ha abandonado la ciudad y se ha ido a vivir Edmonton, casi la otra punta del país. Así que bueno, gracias por todo María y espero que te vaya genial en tus nuevas andanzas. Te echaré de menos.

¡Suerte María!

¡Suerte María!

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Fernando permalink
    Lunes, 26 noviembre, 2012 11:09

    Chonal, ya te había oído hablando en inglés, pero despues de tragarme la conferencia entera (de la que por cierto solo he pillado lo que estaba escrito O_o ) solo puedo decirte una cosa: jandernauuurrrrr gromenaaaarrrr and de kapliscortaaaarrrrrrr… eso y que mamá estaría muy orgullosa si pudiera verte, tanto o más como lo estamos nosotros 😉

    Disfruta de tu viaje a Costa Rica, debe ser toda una experiencia lo de acampar en la jungla, aunque aquí te has pegado casi treinta años viviendo en una, no se como es que tienes mono, jejeje… Cuídate chonal y resérvame el 22 de Junio (oficial desde hoy) que esa fecha está cogida especialmente para que puedas estar aquí…

    Besotes.

    pd.: genial lo de chuck norris 😄

    • Lunes, 26 noviembre, 2012 11:43

      A ver qué tal sale el viaje. Da un poco de vértigo, pero bueno, seguro que va bien 😀

      La fecha ya está reservada. La idea es llegar como el 18 de junio y volverme sobre el 14 de julio. En cuando haya vuelos los compro. Ojalá pudiera estar más tiempo para echar una mano con los preparativos.

      Un abrazo, Bonal.

  2. Martes, 27 noviembre, 2012 02:57

    Me he visto tu presentación entera, ¡tienes un inglés muy fluido! El acento es marcado, pero a mi me pasa igual. Cuando leo un texto escrito sí puedo poner acento a lo Morgan Freeman (salvando las distancias), pero cuando hay que hablar improvisado parece que mi cerebro se sobrecarga y no da para tanto. Elige dos: fluidez, corrección, entonación. 😛

    • Martes, 27 noviembre, 2012 03:18

      Muchas gracias, Fidel, es siempre mi miedo, no ya sonar de palo que eso lo voy a tener toda la vida, pero no atrancarme más de la cuenta. Lo de la entonación es un mundo en sí que desconocía hasta que llegué aquí. De hecho los canadienses tienen su entonación particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: