Skip to content

IELTS, TOELF, CAEL… La estafa de los exámenes «oficiales» de inglés

Jueves, 20 junio, 2013


(Feeling like killing someone)

En mi programa de doctorado, al contrario que otros en la universidad, tener un acreditación oficial que avale tus conocimientos de inglés es un requisito de salida, y no de entrada. Esto significa que puedes entrar al programa de Hispanic Studies en la Western University de Ontario sin saber inglés siempre y cuando al terminar obtengas una nota adecuada en alguno de los muchos tipos de pruebas que existen. La flexibilidad en este requisito puede no parecer justa o incluso resultar un atraso, pero para muchos entre los que me incluyo es una gran ventaja poder practicar el inglés en el país antes de examinarme. Se está valorando eliminar esta posibilidad y exigir el inglés antes de matricularse. Pero el problema no es ése, sino esos exámenes oficiales y el negocio en el que se basan.

Uno de las pruebas con validez en más países pero menor tiempo de vigencia es el IELTS, acrónimo de International English Language Testing System. Está dividido en 4 partes: listening, reading, writing y interview. La primera, la de escuchar, sería sencilla para alguien que lleva 3 años viviendo en Canadá si no consistiese en que te meten en una clase abarrotada y ponen un CD que se escucha como el ano en el que para colmo hay varios británicos son sus acentos de británicos hablando, atención, a través de un teléfono. Y lo que podría ser un chiste de Gila es en realidad una putada real. Tanto que esa prueba me salió como el culo. No tiene sentido que te obliguen a entender a un británico con su brittish accent cuando vives en Norteamérica. Es como si a un guiri que estudia en México le obligan a entender a un andaluz. No tiene sentido, tendrá el oído mucho mejor habituado al español de México, y eso es un hecho. Pero la cosa es que estas pruebas de mierda son un negocio, simple y llanamente. Y uno que trae cuenta, pues por cada prueba que quieras hacer tienes que desembolsar más de $300.mo

Luego está la prueba de lectura. Te dan un par de tochacos de artículos y luego hacen preguntas sobre el texto del tipo «dí si la siguiente afirmación es cierta, falsa o no se puede saber con la información del artículo respecto de la opinión mostrada por el autor». O del tipo «de los títulos propuestos, selecciona el que mejor se adecua a los siguientes párrafos». Lo malo es que está todo planteado para que sea tan jodido responder que de nuevo no importa el idioma, porque son cosas de caer en la cuenta.

La única prueba que medio se salva es la de escritura, aunque por supuesto tienes que seguir un cierto guión y estructura y escribir palabras y expresiones clave para que vean tu nivel y desenvoltura con el inglés. Otra triquiñuela más. Dan dos temas, uno relacionado con una gráfica o una tabla que tienes que describir con palabras, y otro un totalmente abierto en plan, «¿qué opinas acerca de las implicaciones de que ahora viajar sea más barato?». Claro, te quedas to picueto cuando lees eso y lo primero que piensas es en cómo coño rellanar las 250 palabras mínimas exigidas.

Por último tenemos la entrevista personal. Vaya timo. Te sientan en una sala, con un tipo con acento inglés, obviamente, y te hace una pequeña entrevista. Comienza con detalles básicos como nombre, donde vivo y por qué, qué hago y que cosas me gustan. Hasta ahí bien. Luego empieza la parte complicada. Te dan una tarjeta con un tema sobre el que hablar durante al menos 2 minutos sin parar, y claro, el tema podría ser interesante, en cuyo caso no habría problema. Pero a mí me tocó hablar acerca de la persona más educada que conozco, menuda estupidez, ni en español podría rellenar 2 minutos hablando de eso. Y luego hay following-up questions, preguntas que va lanzando el entrevistador a partir de tus respuestas. A cada cuál más surrealista, si tenemos en cuenta el tema del que se parte. Cosas del tipo «¿cómo crees que influye lo politeness en los niños?», «¿cómo potenciarías en las escuelas lo polite?». Claro que buscan que te quedes en blanco para sacarte de tu zona de confort, pero no sé si eso es justo para evaluar tu nivel de inglés.

En definitiva, que no estoy del todo seguro que esos seas los métodos más adecuados para evaluar el nivel de inglés de una persona. No estoy seguro de cuáles deberían ser, pero los que se usan en el IELTS desde luego a mí no me parecen los más justos. El test se puntúa sobre 9 y yo necesito para el doctorado un 6, cosa que dudo profundamente haya conseguido. Ya veré la nota final en 10 días y si no, a apoquinar nuevamente.

Y lo dejo aquí, que sólo quería desahogarme, porque además de me salió como el culo, la fecha del examen coincidió con la que iba a ser la despedida de soltero de mi hermano, así que no pude acudir 😦 Por cierto que ahora estamos en Frankfurt esperando la conexión para Madrid y luego el AVE a Sevilla. Menudo viaje del infierno.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Miércoles, 28 mayo, 2014 09:39

    Información IELTS Muy útil, gracias

  2. Domingo, 19 octubre, 2014 08:09

    es exactamente lo que me ha pasado en el IELTS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: